Saltar al contenido
back
back
back
back
back

Aesthetic care

Nuestro compromiso es mejorar el aspecto de las personas de forma armoniosa y segura, al actuar sobre las imperfecciones y ralentizar el proceso de envejecimiento.

A través de la piel perdemos diariamente un total de 300-400 ml de agua.1
A través de la piel perdemos diariamente agua mediante un proceso pasivo continuo denominado Pérdida de Agua Transepidérmica (TEWL, por sus siglas en inglés), en el que el agua se evapora de la piel al ambiente externo.1 La alteración de la barrera de hidratación, que puede ser causada por diversos factores, tales como el estrés ambiental (contaminantes, rayos UV, clima seco), el estrés psicológico, el envejecimiento, algunas afecciones cutáneas subyacentes y prácticas de cuidado de la piel perjudiciales, puede aumentar la TEWL y provocar la deshidratación de la piel. La piel deshidratada pueden manifestarse en forma de líneas finas, piel apagada y seca, acné y poros obstruidos, así como una mayor sensibilidad cutánea. La piel deshidratada no es un tipo de piel, sino una afección cutánea, lo que significa que puede solucionarse con cambios en el estilo de vida y cuidados tópicos.
1 Fuente: Applied Dermatotoxicology, 2014

Envejecimiento cutáneo
El envejecimiento cutáneo consiste una serie de modificaciones, como consecuencia del paso del tiempo, en las tres capas de la piel: la epidermis, la dermis y la hipodermis. Estas modificaciones difieren de una persona a otra, ya que están relacionados con la exposición al sol, los hábitos de vida, la genética y otros factores ambientales. Uno de los cambios que observamos con la edad es el adelgazamiento de la piel. A medida que disminuye la cantidad de componentes de la dermis, como el colágeno, el ácido hialurónico y la elastina, la piel pierde su elasticidad y su volumen. Al mismo tiempo, comienzan a aparecer líneas finas y arrugas, especialmente en las partes más dinámicas del rostro (alrededor de los ojos, alrededor de los labios, en la frente). Además, se observa una pigmentación irregular debido a los cambios en los melanocitos.1 El estilo de vida y las prácticas de cuidado de la piel pueden ralentizar estos cambios, permitiendo un envejecimiento más elegante.
1 Farage, Miranda A et al. “Characteristics of the Aging Skin.” Advances in wound care vol. 2,1 (2013)

Se estima que el acné es la 8ª enfermedad más prevalente del mundo1.
El Acné es un trastorno cutáneo que se produce cuando la grasa y las células muertas de la piel obstruyen los folículos pilosos. Causa puntos blancos, puntos negros o granos en forma de pápulas, pústulas, nódulos y quistes, y también puede causar cicatrices, eritemas e hiperpigmentación cutánea. El acné es más común entre los adolescentes, ya que está relacionado con el aumento de la producción de sebo a esa edad, aunque afecta a personas de todas las edades.2 Los altos niveles de sebo favorecen el crecimiento del Propionibacterium acnes, una especie de bacteria típicamente asociada al acné inflamatorio más grave. Según su gravedad, el acné puede causar sufrimiento emocional, pudiendo afectar la vida social, la autoestima y la imagen de las personas, y suele estar directamente relacionado con trastornos psicológicos como la depresión y la ansiedad.3
1 Tan JK, Bhate K. A global perspective on the epidemiology of acne. Br J Dermatol. 2015
2 Mayo Clinic. 2021. Acne – Symptoms and causes. [online]
3 Heng, A.H.S., Chew, F.T. Systematic review of the epidemiology of acne vulgaris. Sci Rep 10, 5754 (2020).

Las tasas de incidencia de las cicatrices hipertróficas varían entre el 40 % y el 70 % después de una cirugía y hasta el 91 % después de una quemadura1
La cicatrización hipertrófica representa un- efecto indeseable en el proceso de cicatrización de la herida que suele desarrollarse entre 1 y 2 meses después de la herida. En las cicatrices hipertróficas, el exceso de tejido conectivo se deposita en la zona de la herida original creando un tejido elevado y engrosado que tiene un aspecto entre rosa y rojo. Suelen desarrollarse en las zonas del cuerpo que sufren más tensión cutánea. Pueden ser pruriginosas y, a veces, dolorosas. Las heridas producidas por quemaduras son propensas a la cicatrización hipertrófica, especialmente si afectan a la dermis más profunda (quemaduras de segundo y tercer grado). En cuanto a su epidemiología, los adolescentes y las mujeres embarazadas pueden ser más propensos a formar cicatrices hipertróficas, así como las personas de piel más oscura (15 % más probable).2 Los tratamientos incluyen medicación, crioterapia, inyecciones, láser y cirugía.3
1Gauglitz, Gerd G et al. “Hypertrophic scarring and keloids: pathomechanisms and current and emerging treatment strategies.” Molecular medicine (2011)
2Schmieder SJ, Ferrer-Bruker SJ. Hypertrophic Scarring. StatPearls 2021
3Cleveland Clinic.

AGUA QUE PERDEMOS POR LA PIEL
300–400 ml todos los días
ACNÉ EN TODO EL MUNDO
8ª enfermedad más prevalente
TASAS DE INCIDENCIA DE CICATRIZACIÓN HIPERTRÓFICA POSCIRUGÍA
Del 40% al 70%
NUESTRAS MARCAS
Hyal System 1.8%
Hyal System ACP 2.0%
Hyal System DUO 2.5%
Hyal System LIPS
Hyal System VOL

¿QUIERE SABER MÁS?

Para más información visite el sitio Aesthetic Care

VISITAR PÁGINA

Áreas relacionadas

Joint Care

Eye Care